Coche inmigrante, peligro andante

Aviso de que escribo este post en un momento de furia interna y externa hacia los trabajadores del Servicio de Automóviles del Cantón de Ginebra. Les deseo un picor de ojete extremo que les imposibilite la concentración en cualquier tarea durante al menos, dos horas. Pienso que es uno de los castigos inocuos más molestos que pueden existir. Práctico, inocuo, y molesto. 3 en 1.

Este sentimiento proviene del hecho del pejiguerismo al que me estoy enfrentando a la hora de legalizar mi pequeño coche en este también pequeño país helvético.

Traer un vehículo propio de España tiene varios pasos aquí*:

  1. Importarlo: Como Suiza no forma parte de la UE, es necesario legalizar la situación con respecto a la aduana. Al traerlo como «efecto de mudanza», este coste es de sólo CHF 20 y luego tengo hasta un año desde que llegué al país para matricularlo en Suiza. Esto fue relativamente fácil y solo cuestión de llevar muchos papeles.
  2. Matricularlo en Suiza: Aquí empieza lo bueno. Para poderlo matricular, el coche debe cumplir con la legislación vigente con respecto a emisiones, características técnicas, etc. En resumen he necesitado:
    1. Buscar un seguro suizo que se comprometa a asegurarme. Check.
    2. Sacar el «carnet antipollution», tras visitas a distintos talleres y tratar con el señor más desagradable de los talleres mundiales en francés de lepe. Check.
    3. Pasar la visita técnica (como la ITV). Error. Aquí me he quedado hoy.
    4. Pagar las nuevas placas.
    5. Darlo de baja en España (Esto da para otro post).

¿Y por qué no ha pasado mi pequeña voiture la puñetera visite technique? ¿Acaso un peligroso estado de los neumáticos? ¿Peligro de muerte por llevar un Elvis de cabeza balanceadora en la bandeja trasera? ¿Algún CD de Camela en su interior? ¿Tapicería de Leopardo?

No. Es que tiene sucio de grasa el chasis y el motor, y así el pobre hombre se mancha y no ve bien el estado del mismo. Tócate los santos ovarios. Ahora un mecánico necesita tener el motor de un coche más limpio que la encimera de casa (yo limpié por encima lo que vi con un cepillo, pero vamos, que los coches tienen grasa por defecto y la ITV la pasó).

Eso y que un taller debe medir el desgaste de los discos de freno y decirme si debo cambiarlos. ¡¡¡¡Pues mídelo tú y me dices si los tengo que cambiar, que pa eso me has cobrado CHF 200 por la genial visita técnica!!!!

Me cabreo porque me parece una pijada y ganas de sangrarme más pasta por un coche que está perfecto, tiene 5 años de uso, no es una tartana peligrosa de 20 años ni vengo del Congo con un jeep de safari (con mis respetos a los Jeeps congoleños, pero es que el polvo de la sabana seguramente obstruya cosas).

post

Así que lo he dejado en un taller donde limpiarán con esmero y amor el motor para deleite de mi hamijo el señor de bata blanca del Servicio de Automóviles por unos CHF 100 de nada. Espero ver reflejado mi rostro en la tapa del motor.

*Luego están los que viven en Suiza 5 años, o 10, o 20, y dejan el coche con la matrícula de Eslovenia y se quedan tan panchos (true story). Todo esto por ser legal.