Cádiz

Yo no nací en Cádiz, nací en Jaén, pero los Gaditanos nacemos donde nos da la gana. Cádiz es ese olor a choco frito y a pescado riquísimo, es ese grito de “Quilloooo” que se cruzan dos que se encuentran por la calle, esa brisa de poniente al caer la tarde. Las playas infinitas, de arena fina, que en algunos lugares siguen sin estar sobreexplotadas por culpa gracias al viento de Levante, que ahuyenta a los veraneantes más atrevidos. Es poder quedar con alguien hoy mismo, cambiar el plan en el último momento porque te enteras de que hay una feria en algún sitio. Es salir a las ocho de la tarde, con el pelo mojado, a tomar un tinto de verano en la playa. Son las albóndigas de choco, las tortillas de camarones, el Carnaval. 

Pero Cádiz es también esa estación de RENFE a donde llegas con tu billete electrónico pero tienes que hacer cola en la ventanilla para que te abran la entrada, y al final da igual haberlo comprado por internet que con un ábaco de madera. Es ese policía local que se queja de la corrupción pero te cuenta que imprime todos los libros de la universidad de su hija en la comisaría porque allí “es gratis”. Es ese tranvía de chopocientos millones de Euros que sabes que nunca será rentable y que dudas que llegue a funcionar. Es un 40% de paro, pero lleno de instaladores de aire acondicionado, albañiles, fontaneros, jardineros y electricistas que no te dan una factura ni a tiros. Es esa chica que se decide a estudiar contabilidad en lugar de márketing aunque le atrae más lo segundo, porque “es en Jerez, y contabilidad es en Cádiz, e ir todos los días hasta Jerez sin estar segura…”.


Cádiz es a donde siempre me gusta volver pero donde no podría volver a vivir. Unos días son estupendos, unas semanas incluso, siempre que haya fecha de salida. Es el lugar donde relajarse, perder el tiempo, pasear, disfrutar del sol y de la familia. Pasar por la puerta de tu antiguo instituto y que parezca que aquello fue hace un siglo. Es ver al hijo del vecino que ha terminado la carrera y que iba al cole cuando te fuiste. Es despedirte cada vez con la pena de querer quedarte un poco más pero sabiendo que no querrías quedarte demasiado.

6 pensamientos en “Cádiz

  1. Enhorabuena por el post, me has emocionado! Yo no soy de Cádiz pero Talavera de la Reina, allá por Toledo, bien podría responder a la descripción que has hecho. Deliciosamente escrito, he de decir.
    Da gusto leerte!
    Un beso,
    Sara

  2. Madre mía, te comprendo perfectamente!! Yo he pasado por lo mismo este verano. Vacaciones sí, volver a España, de momento, no. Y a Cádiz, tengo que ir de visita.

    Y ahora todo el día pensando en tortillas de camarones y en los chocos, ya te vale!!

  3. El Levante tiene tela..lo que a mí me asombra el pasotismo de los gaditanos. El año pasado fui con una amiga de cáceres para enseñarle esas maravillosas y paradisiacas playas, y oye, no he tragao más arena en mi vida. Ahora, el peeling, maravilloso 😛 Lo que más nos turbó, es que delante nuestra había autóctonos y estaban tan a gusto, leyendo tranquilamente…nos miramos y aceptamos nuestra condición de aficionadas…

    Ahora, si el Levante es el que mantiene a salvo de la sobreexplotación de sus playas, que siga soplando…

  4. Ay, niña, qué me he reído con la segunda parte de tu post, el ábaco de madera me ha llegado al alma…. si es que los gaditanos somos de lo que no hay.
    Te entiendo perfectamente, y mira que soy de Cádiz, nacida en Cádiz. No sabes la de veces que por decir en voz alta lo mismo que tú, me han mirado mal allí y me han dicho eso de “tú lo que eres es una derrotista…” ¿te suena? Esa bonita palabra se lanza como un insulto con inquina a todo aquel que ve la realidad tal y como es (con toda su crudeza a veces), y no envuelta en serpentinas de carnaval ni inciensos de semana santa.
    Derrotista, por ver que aquellos que dicen que “como allí en ningún sitio”, no han salido no ya de Cádiz, sino en muchas ocasiones ni de su barrio (a los de extramuros-puertatierra nos llaman beduinos con cierto desdén). Derrotista, por decir que la ciudad debería cuidar mucho más su patrimonio y no centrarse sólo en Carnaval.
    Mejor no sigo… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s