Actividades

Como casi todo el mundo, me agobio y me quejo cuando tengo mucho que hacer… Pero cuando tengo poco que hacer, es aún peor! La búsqueda de empleo no lleva ocho horas al día (ni es eficiente tampoco), así que realmente puedo aprovechar el tiempo que tengo para hacer también cosas que me gustan y que no puedo hacer cuando estoy trabajando al 100%. Cuidarme más, y relajarme sin agobios ya que tengo bastante tiempo para retomar el tren del trabajo.

Mis prioridades son:

  • Francés: Empiezo la semana que viene otro curso, y he conseguido un par de personas para tándem (español/francés o inglés/francés).
  • Deporte: Me he reapuntado a la piscina del barrio, y poco a poco voy retomándolo a pesar de que el tiempo no invite mucho a ir a remojarse (pero es que aún menos invita a correr o estar al aire libre, glups)
  • Comida equilibrada y probar cosas nuevas: Empecé la dieta que sigo con relativo éxito (salvo un día en que me dio un ataque de pan y otro en que sufrí la llamada de las galletas de dinosaurios de la alacena*, me estoy portando bastante bien). He aprendido a hacer sushi con este tutorial de mi amada isasaweis (me cae genial esta chica), y además de ser muy entretenido, no es complicado! (y me ahorro lo caro que es el sushi en cualquier supermercado o restaurante, cómo se pasan).
  • Hacer actividades nuevas/conocer más gente: Es hora de salir de la zona de confort (por quincuagésima vez) y apuntarme a nuevas actividades o grupos que me interesen. El otro día fui a un evento de idiomas de glocals.com y estuvo entretenido, la verdad. Para mí es importante, primero porque es sano y me siento realmente mucho mejor después de estar un rato con gente y charlar, y luego para no darle tanto la brasa a Maromo, que se ha buscado sus aficiones aquí sorprendentemente bien, y yo debo hacer lo propio para que cada uno tengamos nuestros intereses.
  • Planear viajes: Antes de que sean muy caros o ya no tenga tiempo para hacerlos. Me gustaría enseñar Berlín a Maromo (además allí tengo casa de una amiga) o ir a Holanda, que me llama mucho. A casa no pienso volver hasta que mi madre termine la reforma de mi habitación y la cocina.

En otro orden de cosas, al cambiar mi permiso de conducir español por el suizo, tuve que ir a una revisión de la vista en una óptica. Era algo que yo entendía rutinario, y que no me preocupaba porque siempre he visto muy bien -y el oculista me lo decía-. El problema empezó cuando el señor de la óptica me tapó un ojo y me dijo, «¿Dónde está el punto?» a lo que contesté «¿Qué punto?». Juro por el Matterhorn que no veía un carallo, y es que resulta que tengo miopía en el ojo derecho (no mucho, y globalmente veo bien gracias a mi ojo izquierdo, que sigue siendo súper-ojo), pero me indicó este buen señor que lo suyo era hacerse un chequeo y ponerme gafas… Así que tras aguantar los años de carrera frente al Autocad viendo como los demás empezaban con gafas y yo no… me ha llegado la hora. Mañana voy al oculista (En Francia of course, cualquiera paga un oftalmólogo suizo), y habrá que escoger mi look gafil.

Se despide cuatro ojos! XD

*Estas son las galletas de dinosaurios que mi madre metió de contrabando en el coche al salir de España. Son adictivas!

galleta_dinosaurus_kayak_004

4 comentarios en “Actividades

  1. Saber estar parado es todo un arte…yo la verdad, como tengo mil intereses y jamás tengo el tiempo suficiente para desarrollarlos ahora estoy on-fire. De todas maneras, aunque me entren crisis de parásito social (ayer tuve una por ejemplo) yo ya considero que estoy trabajando, porque mi meta a medio-largo plazo es tener yo mi propio trabajo y eso implica mucha disciplina y tener unos horarios medio establecidos. Pero el estar parado tiene sus efectos colaterales y que afectan a tu salud y por tanto a tu desempeño: menos contacto social, miedo (en mi caso) a que te preguntan cómo lo llevas (en mi caso, tampoco me pongo a explicar lo que tengo en mente para evitar que me tachen de lunática, lo saben las personas importantes para mí y para el resto me pongo creativa) y en general un tiempo más desestructurado. A mí ese tema me pesa más de lo que admito, pero el saber que estaba donde no quería también me afectaba en su momento, así que ni tan mal. Me parece muy inteligente todo lo que estás haciendo, eso elimina casi todo lo negativo de no tener curro (menos lo de obtener pasta, claro).

    En cuanto a los ataques de hidratos, a mí me dan también. Normalmente se deben a un exceso de estrés (sube cortisol, bajo azúcar en sangre, el cuerpo te pide energía y rápido—>escribí una entrada al respecto en el blog de atreverse)….en general los bajones de azúcar en sangre hacen que te entre un hambre voraz y que te zampes la primera guarrada altamente energética y fácilmente absorbible. Recuerda que cuando eso pasa tu cuerpo piensa que está en peligro. Me he dado también cuenta, que cuando meto proteína y grasa saludable a una comida, me siento mucho más saciada durante más tiempo y no tengo esas ansias de hidratos. En Alemania, cuando pasaba el día fuera me pillaba un bocata de una cadena de cafeterías de pan negro, con huevo, rúcula, tomate, etc, y el bocata, que a pesar de su tamaño súper pequeño, me tenía saciada un montón de horas. Yo lo llamaba la comida de astronauta, pero era milagrosa.

  2. De acuerdo totalmente con los cinco puntos. Además de que son indispensables aunque trabajemos al 100% (en todo caso hay que organizarse mejor…).
    Look gafil modernilla? look gafil retro? look gafil empollona? ya nos contarás! ( y acuánto asciende el precio del oculista en la France!)

  3. Jo, lo de los ataques de hidratos no lo había visto así, pero tiene toda la lógica. Se supone que salvo en el desayuno, no tomo pan y similares, y es lo que más me cuesta (los dulces y eso no me tiran tanto, ni soy de comer embutidos, a mí me pirra el pan, la pasta…). Lo de estar en el paro es psicológicamente un reto, todo el mundo te dice que tienes que tomarlo con calma y que no se pasa de un sitio a otro en un momento, y tienen razón. La cosa es que cuando estás tú se te hace eterno, jaja.

  4. Pues a ver qué look queda, de momento he descubierto un «probador de gafas virtual» en alainafflelou.fr que es la monda, jaja. A ver el palo del oculista, ya te contaré.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s