La bienvenida a los nuevos habitantes de Ginebra

El otro día estuve con Maromo en un acto de bienvenida a los nuevos habitantes de la Ville de Genève. Hubo un discurso de la alcaldesa, testimonios de un par de personas que llegaron hacía más de 20 años a la ciudad, una actuación de un grupo de música, un simpático photocall donde podías hacerte una foto con un cartel de bienvenida en muchos idiomas, y varios stands de información sobre los servicios de la Ville de Genève.

 

La alcaldesa de Ginebra y sus coleguitas

 

Nos dieron también información sobre las actividades culturales, deportivas, nos regalaron guías de viaje, mapas, libros de cultura general Suiza (uno sobre instituciones políticas Suizas y otro sobre lo mismo, a nivel cantonal).

Me pareció un acto muy útil y entretenido, que sirve realmente para integrar mejor a los nuevos inmigrantes del cantón. Según comentaba la alcaldesa, el 49% de los habitantes de la ciudad son extranjeros, ¡una pasada! Muy diferente al ambiente de mi pueblo gaditano…

La primera vez que hablé con un extranjero, fue en el colegio, en 3º de E.G.B., cuando llegó a la clase un extraño pelirrojo lleno de pecas que en el primer dictado escribió: «Las otcho provinsias de Andalusia son: Welva, Cadis….». Era de Colorado, y tenía cara de Mickey Mouse. El pobre no hablaba ni papa de Español, y al principio nadie de la clase interactuaba con él, salvo la maestra de inglés, que lo usaba para los dictados. Me acuerdo que un día me dije «algo le tengo que decir a este» y estuve súper concentrada pensando una frase para preguntarle. Al final, un poco de sopetón, le di en el hombro y le dije: «How many brothers or sisters have you got?», con el sudor cayéndome del esfuerzo. Y es que en mis tiempos, ese fue el año en que empezábamos a estudiar inglés, con 8 años, así que llevaríamos como dos semanas de clase. Me contestó «one brother», y siguió hablando, pero ya no le entendí, jajajaja.

Yo creo que por ahí sería cuando me entró el gusanillo de aprender otro idioma y poder entender a otros seres guiris como mi compi y también descifrar lo que decían las canciones que escuchaba -me sabía toda la banda sonora de Grease pero tipo «aguachuuuuu, güonchufladerrrrr», lo mismo hablaba de la guerra de sexos o del ornitorrinco peludo, que yo no entendía ná de ná-. La verdad es que leyendo letras de canciones e intentando descifrarlas, se aprende bastante.

En fin, ese alto porcentaje de extranjeros en Ginebra explica también la tirria que algunos de los Ginebrinos de toda la vida -que alguno habrá-, nos tienen a los extranjeros. Supongo que en algún sentido lo vivirán como una invasión, no sé. Aquí se vive en paz generalmente, pero en los comentarios de Facebook de periódicos locales siempre hay comentarios bastante racistas o despectivos hacia los extranjeros y hacia los frontaliers (gente que vive en Francia pero trabaja en Suiza), lo cual me parece un poco hipócrita, pero creo que eso será tema de otro post 😉

4 comentarios en “La bienvenida a los nuevos habitantes de Ginebra

  1. Preciosa! Me he leído todas las entradas en el blog y me ha encantado. Incluso me han sorprendido algunas historias de cuando estuviste viviendo en L.A. que …o bien no recuerdo…o bien no sabia. Te animo a seguir escribiendo, que yo te seguiré leyendo.

  2. Aca por el otro lado es la «propaganda» del partido ultraconservador el que más le echa leña al fuego; como extranjera jamás he tenido ningun problema aún sabiendo que vengo del otro lado del charco ja ja ja, más problemas sufre mi marido por ser Aleman que yo por ser Sudaca.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s