La Loca del Wifi

Tuve la suerte de poder alquilar un apartamento a mi nombre antes de tener todos los requisitos que suelen pedir las regies (inmobiliarias) ginebrinas, a saber:

  • 3 últimas nóminas (llevaba aquí 1 mes…)
  • Certificado de no tener deudas en el cantón (Attestation de non poursuite, hola? Acabo de llegar, qué deuda voy a tener? Pues dame 20CHF y te lo certifico)
  • Permiso de residencia (Necesito casa para el permiso… Necesito permiso para la casa… Necesito casa para el permiso… y así hasta el infinito)

¿Cómo conseguí esto? Porque mi apartamento no lo alquilaba una Regie, no. Era de un particular, en concreto la dueña es mi querida Loca del Wifi, y en aquellos momentos logré camelarla para que me alquilara el piso.

Quedó bautizada como tal el día -aproximadamente 3 días después de mudarme- en que subió para comentarme una cosa del piso y aprovechó para tener conmigo esta conversación:

  • LdW: Por cierto, que como ya veo que tienes Internet, te quería comentar que por favor apagaras el WIFI por la noche, porque soy muy sensible y lo siento.
  • AE: ¿Qué es lo que sientes?
  • LdW: Pues siento las ondas, no duermo bien y tengo pesadillas. Todo eso es por el WIFI, así que, entiendo que durante el día lo necesites, pero por la noche por favor, apágalo.
  • AE: Bueno… la cosa es que lo he pedido pero aún no me lo han instalado, tardarán como una semana.
  • LdW: Ah… bueno, pues para cuando lo tengas.

Además de ser un facepalm en toda regla, por supuesto que no he apagado el Wifi ni un solo día. Los otros vecinos lo tienen siempre encendido (En la casita esta somos 4 vecinos, loca incluída), así que lo dejé correr. Ignoro si ella es capaz de saber mirar las redes disponibles y verificar si hay wifis o no… pero en fin, como una chota.

La Loca del Wifi (LdW para simplificar), es una esteticién suiza que heredó junto a su hermano esta hermosa casita en los aledaños ginebrinos. Además de vivir en un mundo paralelo, le suele molestar casi todo, y para indicar su molestia suele mandar sms del tipo:

Hi, could you walk in the apartment without your shoes or more lightly? It makes noise. Thanks

¿Cómo se camina «more lightly»? ¿Levitando? Querida, si alquilas el piso de arriba en una casa de 1930 con suelos de madera, cuando ando suena, y no voy dando taconazos -de hecho voy descalza o en zapatillas, pero la madera cruje-. Por la pasta que cuesta el piso al menos tendré derecho a caminar en mi casa…

Le suelo contestar con mensajes del tipo:

Sorry LdW, I will definitely walk lighter from now on.

Me parto el ojal y me quedo tan agusto. Cierto que me da cosa que realmente le resulte(mos) tan ruidosos y acabe quejándose más en serio, pero realmente aquí hay ruidos inevitables como chocarnos veintimilcientas veces con las sillas de la cocina, y por el tono de voz clásico andaluz de Maromo (Voz normal + 5dB).

El otro día, tomando una cerveza con compañeros hispanoparlantes de la clase de francés, me resultó chocate que una de ellos comentaba que cuando llegó a Ginebra le pareció ruidoso y la gente maleducada (!), porque ella venía de Canadá. (Nota mental: No ir a vivir a Canadá). Está claro que todo esto es relativo, y yo no me consideraba ruidosa… pero ahora no lo tengo claro…

5 comentarios en “La Loca del Wifi

  1. Qué gracioso! No vi que Canadá fuera especialmente diferente, así que será una cosa de esta persona en concreto. En cuanto al wifi, jajaja, la tía patinó contigo. Lo que sí es cierto es que ya están diciendo por ahí que tener el Wifi puede no ser bueno y en algunos países del norte lo están quitando de colegios, bibliotecas y así. Yo me reía de mi tía cuando le daba por apagar el wifi por la noche (catetos de pueblo, bla, bla), pero lo cierto es que cuando apago absolutamente todo lo que esté cerca de mí para dormir, duermo infinitamente mejor. No sé si es sugestión pero noto mayor ligereza.

  2. Lo cierto es, que lo apague yo o no, todos los vecinos tienen WIFI 24h! a lo mejor le quito 0.01 v/m que es la intensidad que puede llegarle de mi WIFI a través del suelo…

  3. Claro, esa es la cosa, que el wifi está por todos lados, así que como no pida que lo apague todo Dios, poco va a hacer. Igualmente, no sé yo qué efecto notará si le apagas tú el wifi, cuando la señal que le llegará será más bien poca. También yo creo, que lo si acaso provocara alguna sensibilidad, sería más bien por tener el aparato cerca, no por las ondas en sí…es como con los móviles cuando recibes una llamada…así que bueno, se le ha puesto eso en la cabeza y ya. Con decirle que tú lo apagas seguro que el efecto placebo hace el resto 😛

  4. Pingback: Cartas desde el piso de abajo | Alicia expulsada…

  5. Pobre mujer, sufriría de esa extrañísima sensibilidad a las ondas que la ciencia no ha podido probar que exista y/o sea real. Yo le habría dicho «no se preocupe, lo apagamos todas las noches» y lo dejaría encendido para ver si es verdad que viene a quejarse porque lo nota. Ahí sí la creería!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s