Aduanas y comprar en Francia

Suiza no es parte de la Unión Europea pero sí está dentro el Espacio Schengen, que establece libertad de movimiento entre sus miembros. Esto significa que se eliminan los controles en las fronteras interiores.

Sin embargo, existen restricciones a tener en cuenta si pensamos en comprar algo fuera de las fronteras Suizas (En España de visita o en Francia, por ejemplo), y luego vamos a entrarlo en el país. El 95% de las veces no te paran en la frontera al pasar en coche, y menos en fronteras sin vigilancia (en Ginebra hay un montón), sin embargo es importante saber cuáles son las posibilidades legales, y luego cada uno que se apañe 😛

En Ginebra, ir a Francia es el pan de cada día. La aduana más cercana a mi casa está a 10 minutos de tranvía. Cruzas un paso de peatones y voilà, estás en Francia, hay euros, y todo es un poco más “conocido”.

Douane_de_Moillesulaz_2008-04-24

Es vox populi que muchos Ginebrinos hacen la compra en Francia (yo incluída), dado el ahorro que supone, sobre todo, en la carne, por ejemplo:

Pechuga de pollo: Suiza, 14-27CHF (aprox. 13-25€)/kg; Francia, 6-9 €/kg (Acabo de mirar un folleto de Migros y otro de Carrefour). La distancia entre los dos supermercados es de aprox. 5km.

Pues bien, existen contingentes arancelarios para ciertos productos -sobre todo la carne-, que hay que tener en cuenta para ir tranquilos al súper.

Si nos pasamos de las cantidades establecidas y nos revisan la compra en la aduana (en 7 meses no me había pasado, pero hace 3 días pararon a Maromo), nos obligan a dejar la mercancía o a pagar los derechos de aduana en la cantidad sobrante, lo cual no interesa nunca. Estos son los límites:

Carne: 1 kg/persona y día (Exceso: 17CHF/kg)
Alcohol de <18º: 5litros/persona y día (Exceso: 2CHF/l)
Alcohol de >18º: 1 litro/persona y día (Exceso: 15CHF/l)
Aceite de consumo: 5 litros/persona y día (Exceso: 2CHF/l)
Cigarros: 250uds/persona y día (Exceso: 0.25CHF/pieza)

Más info en este enlace.

Por otra parte, las compras están exentas de pagar el IVA Suizo al entrar (8%) siempre que su valor no supere los 300CHF por persona (Si es un objeto de más de 400CHF, paga IVA aunque vayáis dos). Para compras diarias, es fácil no salirse de los límites (nota: mejor no ir una sola persona a comprar la carne de una barbacoa, por si las moscas!).

Supongo que intentan evitar que, por ejemplo, un restaurante aproveche la diferencia de precios y la depreciación del Euro para cargar con suministros en Francia y venderlos a precios suizos.

Es también interesante aprovechar el tax-free una vez eres residente de fuera de la UE. Si hay tiendas con el distintivo y realizas una compra mínima, puedes no pagar el IVA en el país de compra y, si es menos de 300CHF, no pagar el iva suizo tampoco.

Ejemplo: El Corte Inglés de España (donde sé que lo hacen). Si tus compras superan más de 90€, tienes derecho al tax-free. Debes ser residente permanente fuera de la UE y llevar el pasaporte. Vas con los ticket de compra a “Atención al cliente” y te orientan con los formularios.

Luego, la mercancía debe ir contigo, y debes sellar los documentos antes de salir de España en la aduana española (en los aeropuertos hay), para certificar que salen de la UE. Cuando llegas a Suiza, tienes que mandar estos documentos sellados de vuelta a España para que te devuelvan el IVA cobrado.

He leído en internet, y parece algo lioso, además de que las compañías que lo gestionan (principalmente Global Blue) se llevan una comisión, por lo que creo que hacer todo el lío sólo merece la pena a partir de cierto importe.

Y por último… recibir paquetes en Suiza. Aquí no hay Amazon.ch, por ejemplo (yo cualquier cosa la compro en Amazon, jeje), así que puedes comprar en Amazon de Francia, Alemania, Italia o España y que te lo manden a Suiza… pero claro, te cobran los derechos de aduana según el importe del artículo.

He comprado varias cosas de aprox. 50€, y he tenido que pagar unos 10€ de gastos extra, comparado con el envío a Francia o al país del Amazon de turno. La solución? Enviarlo a un Point Relais de Francia (Suelen ser supermercados o pequeños comercios que actúan como centros de recogida y envío de pequeñas mercancías). Cuando te llega el aviso de que está tu envío, cruzas la frontera y lo recoges.

Esto vale para tiendas online y para que tu madre te mande lo que sea. En ese caso, si es desde España, ella realiza el envío desde algún Punto Pack hacia el Point Relais de Francia deseado. Yo lo he comprobado con mis regalos de cumple, y un paquete de hasta 5kg ha costado 15€ (con seguro, sin seguro era 11,50€), y ha llegado en 5-6 días.

En Correos, el mismo paquete costaba 42€, y si tienen que gestionar la aduana, 62€.

La mayoría de esta información es sólo aplicable para ciudades fronterizas de Suiza… pero es la mejor manera de sacar provecho a esta situación!

Lausanne y el Museo Olímpico

Por trabajo he estado muchas veces en Lausanne y conozco un poco el centro de la ciudad, pero no había podido ir nunca al Museo Olímpico. El sábado fue una buena ocasión para hacer la excursión.

Tener el coche en Suiza es un arma de doble filo: Como el tren es tan caro, se ahorra bastante yendo en coche, pero luego pueden pegarte un sablazo por aparcar si no eres un poco espabilado. Hice mis investigaciones, y en esta época del año, la zona cercana a Bellerive Plage tiene varias opciones de aparcamiento: Día entero por 8CHF, o si tienes suerte y encuentras hueco en la zona azul, gratis, que fue nuestro caso 🙂 Luego coges el bus nº2 y ya estás al lado de la zona olímpica.

2015-10-17 12.56.54

Aparcamientos de Bellerive Plage

Debo decir que quedé gratamente sorprendida por el museo. He ido a muchísimos museos en mi vida, y cada vez me apetece menos ese tipo de turismo y prefiero simplemente deambular por las calles, o ver algo de naturaleza. No me esperaba gran cosa y lo cierto es que la visita me encantó.

Museo Olímpico

2015-10-17 13.26.27
El museo olímpico está al borde del Lago Léman, en el barrio de Ouchy. El centro de Lausanne está algo más al norte y en alto (Vaya desniveles que tiene la ciudad, Ginebra es mucho más plana!). La entrada cuesta 18CHF del ala por persona.

El museo se sitúa dentro del parque del mismo nombre, y se accede desde el sur (pegado al lago, subiendo una escalinata) o desde el norte, más en alto, que es por donde más tarde salimos hacia Lausanne.

En los jardines hay cosas curiosas que ver, como una mini pista de atletismo interactiva, donde puedes empezar a correr y unas luces indican en paralelo el tiempo de Usain Bolt. Te pega un pasote nada más salir. También se puede ver la llama olímpica, justo antes de entrar.

Una vez dentro, la exposición se divide en 3 niveles:

El mundo olímpico: Historia de los juegos olímpicos de la antigua Grecia, y del movimiento olímpico del siglo XIX, liderado por Pierre de Coubertin, con el que se dio lugar a los JJ.OO. de la era moderna. Hay una parte sobre las ceremonias de apertura y clausura de los juegos que me gustó mucho, se ven trajes de diferentes delegaciones, todas las antorchas olímpicas y los recorridos que hicieron, etc.

2015-10-17 14.56.17

Flipa con este traje que llevaban en la ceremonia de apertura de los juegos de invierno de Turín. Tiene una montaña con pueblo y todo!

antorchas

Algunas de las antorchas olímpicas

Los Juegos Olímpicos: Cómo funcionan, (invierno, verano, paralímpicos, etc). Los deportes que han formado parte de las distintas ediciones, y luego una parte curiosa donde se ven por épocas, equipaciones o indumentarias de deportistas olímpicos.

mousam

El bañador de Eric Moussambani, que compitió en Sydney 2000 por Guinea Ecuatorial. Tiene el récord al nadador más lento del mundo, y es que aprendió a nadar algunos meses antes de los Juegos y de hecho, nunca había visto una piscina de 50m antes de la prueba...

El espíritu olímpico: Esta parte habla más de los deportistas en sí, de la villa olímpica, de cómo deben prepararse para competir, y una zona con entrevistas a deportistas olímpicos de varias épocas. Estuve escuchando una entrevista a Michael Phelps, y otra de un triatleta Costarricense, después de llegar a los Juegos, tuvo un accidente al principio de la prueba de bici y quedó el 48 cuando iba con el objetivo de ser top 15 😦

También hay zona interactiva donde se muestran material deportivo, donde puedes ponerte a prueba en habilidades que necesitan los deportistas: equilibrio, coordinación, etc.

Por último arriba hay un restaurante -caro, claro está- con una zona para juegos de niños bastante chula, y vistas al lago.

Estuvimos unas 3 horas en el museo, y bastante entretenidos. A mí me gustó el contenido y sobre todo la manera de mostrarlo (muchos paneles interactivos, unos recorridos fluidos que hacen todo muy ameno, grabaciones en vídeo, etc.) y la forma en que estaba estructurado. Merece la pena!

2015-10-17 16.51.16

Malos jefes y jefes malos

Después de varios días de reflexión, de conversaciones con Maromo, familia, amigos, incluso foros anónimos, he decidido que intentaré quedarme en Suiza y buscar un futuro mejor, aunque suponga renunciar a volver a España a mi “antiguo puesto” (?), algo ni tan seguro, ni tan apetecible por otra parte.

Y es que soy el “ente fantasma” de mi empresa. Actualmente, pueden pasar días enteros sin ningún contacto con mi empresa, ni un triste Skype. A estas alturas, la verdad, ya me da igual, incluso lo prefiero. Me enviaron aquí para coordinar a un equipo, pero al poco de llegar, se anunció la finalización del proyecto por causas ajenas y lo que tuve que hacer fue irles echando uno a uno. Ya solo quedo yo. Genial.

Al principio de estar en la empresa, achacaba mis malentendidos, o mi confusión, a mi inexperiencia en general, y en el sector; hoy sé que el problema aquí es mi jefe.

cateto-a-babor

Imaginemos al director general de una empresa de 550 personas que no delega nada. Que revisa cada gasto de gasolina de un técnico que ha ido a instalar algo en Castilleja de la Cuesta, o en Panamá, y le tiene que hacer “click” para que la maquinaria funcione. Que organiza la empresa mediante hojas excel. Como bien lo denomina un buen amigo mío, un Don Pablo cualquiera, pero con poder.

Esta misma persona te manda a Suiza para establecer allí una empresa porque según ellos tienen un proyecto de puta madre, y lo vamos a petar, que en Suiza hay mucha pasta, y además espanis tecnisian is mor chiper (palabras textuales en cualquier reunión random con mi jefe y clientes). Tú, que sobre la decisión de si es un buen proyecto, o de cuán complicado es este mercado, no tienes ni voz ni voto, vas.

Y… oh là là! Te toca hacer todo, sepas o no hacerlo. Cosas que podrían relacionarse con tu puesto, y cosas que ni de coña. Invertir duele al bolsillo, pero entrar en un país como Suiza a medio gas para no gastar tanto, sale al final más caro (comprobado). Y claro… una ha resuelto muchas papeletas en su vida, pero una empresa sin soporte ni medios detrás, se nota. He pasado épocas de sentirme responsable de que esto no reflotara, de hacer más de lo que podía para intentarlo… pero está claro. Sin apoyo, y, para dar una pincelada, siendo la única de la empresa que habla otros idiomas, esto es imposible.

Es como tener “Aceros Manolo” y que tu cliente sea Microsoft. Y tú en medio.

En fin, que solo tengo una vida, y si me dejo llevar por miedo al camino que me marquen, no salgo de “Aceros Manolo” ni a la de tres, y con todo lo que he hecho y las vueltas que he dado, me merezco algo mejor.

Ayer pasé todo el día creando 3 modelos de CVs orientados a diferentes puestos, para luego ir personalizando según la oferta. He estado leyendo posts al respecto en el blog de lavidaensuiza, y son bastante interesantes. También hay modelos para la Suiza francófona (Aquí dicen Suisse Romande, pero en español parece que se denomina Romandía, Suiza Romanda o Suiza Francesa) en las webs de Manpower y Adecco.

Ahora toca traducirlos también al francés y empezar a darle a la manivela. Todo esto, teniendo en cuenta que aún mi salida de mi empresa actual no se ha hecho oficial, y cuando se haga, con esto de los preavisos suizos, realmente tendría mes y pico de margen, al menos, “salarial”.

Toca ser positiva y constante. 🙂

 

La Loca del Wifi

Tuve la suerte de poder alquilar un apartamento a mi nombre antes de tener todos los requisitos que suelen pedir las regies (inmobiliarias) ginebrinas, a saber:

  • 3 últimas nóminas (llevaba aquí 1 mes…)
  • Certificado de no tener deudas en el cantón (Attestation de non poursuite, hola? Acabo de llegar, qué deuda voy a tener? Pues dame 20CHF y te lo certifico)
  • Permiso de residencia (Necesito casa para el permiso… Necesito permiso para la casa… Necesito casa para el permiso… y así hasta el infinito)

¿Cómo conseguí esto? Porque mi apartamento no lo alquilaba una Regie, no. Era de un particular, en concreto la dueña es mi querida Loca del Wifi, y en aquellos momentos logré camelarla para que me alquilara el piso.

Quedó bautizada como tal el día -aproximadamente 3 días después de mudarme- en que subió para comentarme una cosa del piso y aprovechó para tener conmigo esta conversación:

  • LdW: Por cierto, que como ya veo que tienes Internet, te quería comentar que por favor apagaras el WIFI por la noche, porque soy muy sensible y lo siento.
  • AE: ¿Qué es lo que sientes?
  • LdW: Pues siento las ondas, no duermo bien y tengo pesadillas. Todo eso es por el WIFI, así que, entiendo que durante el día lo necesites, pero por la noche por favor, apágalo.
  • AE: Bueno… la cosa es que lo he pedido pero aún no me lo han instalado, tardarán como una semana.
  • LdW: Ah… bueno, pues para cuando lo tengas.

Además de ser un facepalm en toda regla, por supuesto que no he apagado el Wifi ni un solo día. Los otros vecinos lo tienen siempre encendido (En la casita esta somos 4 vecinos, loca incluída), así que lo dejé correr. Ignoro si ella es capaz de saber mirar las redes disponibles y verificar si hay wifis o no… pero en fin, como una chota.

La Loca del Wifi (LdW para simplificar), es una esteticién suiza que heredó junto a su hermano esta hermosa casita en los aledaños ginebrinos. Además de vivir en un mundo paralelo, le suele molestar casi todo, y para indicar su molestia suele mandar sms del tipo:

Hi, could you walk in the apartment without your shoes or more lightly? It makes noise. Thanks

¿Cómo se camina “more lightly”? ¿Levitando? Querida, si alquilas el piso de arriba en una casa de 1930 con suelos de madera, cuando ando suena, y no voy dando taconazos -de hecho voy descalza o en zapatillas, pero la madera cruje-. Por la pasta que cuesta el piso al menos tendré derecho a caminar en mi casa…

Le suelo contestar con mensajes del tipo:

Sorry LdW, I will definitely walk lighter from now on.

Me parto el ojal y me quedo tan agusto. Cierto que me da cosa que realmente le resulte(mos) tan ruidosos y acabe quejándose más en serio, pero realmente aquí hay ruidos inevitables como chocarnos veintimilcientas veces con las sillas de la cocina, y por el tono de voz clásico andaluz de Maromo (Voz normal + 5dB).

El otro día, tomando una cerveza con compañeros hispanoparlantes de la clase de francés, me resultó chocate que una de ellos comentaba que cuando llegó a Ginebra le pareció ruidoso y la gente maleducada (!), porque ella venía de Canadá. (Nota mental: No ir a vivir a Canadá). Está claro que todo esto es relativo, y yo no me consideraba ruidosa… pero ahora no lo tengo claro…

La Suisse, Der Schweiz, La Svizzera

Estaba yo tan feliz pensando en retomar este blog y contar mi reciente experiencia suiza, que podría ir comparando con la estadounidense, de manera que iba a quedarme un post “tó guapo“. Pero bam! Se tambalearon las cosas y de nuevo me encuentro en ese momento clásico de mi vida de encrucijadas vitales.

Ayer no fue mi mejor día. Llevo en Suiza intermitentemente 11 meses, y “fija” desde Marzo de este año. Vine como abanderada de mi empresa de raíces españolas, a coordinar el percal. El tema es que el percal agonizaba terriblemente, y aunque se veía venir, vi también la oportunidad de probar la vida en este país. Por nosecuagésima vez hice las maletas, y Au Revoir.

Llegar a Ginebra y conseguir una situación pseudo estable (alojamiento + regularizar tu situación en el país), incluso teniendo tu contrato de trabajo firmado y en la mano, no es tarea fácil. Quizás me extienda en otros posts sobre este tema, pero resumiendo diré que hasta mes y pico después de llegar, no tenía casa y fui de airbnb a subalquiler (de precios desorbitados ambos), y hasta 3 meses después no tuve el dichoso papelito del permiso de trabajo, que me permitía sacarme chorradas como: línea de móvil y cuenta bancaria…

Además de eso, mientras, había que trabajar. El hecho de no tener aquí oficina como tal, hacía que todo fuese más fácil y flexible, pero también te mete en una dinámica en la que todo el tiempo estás con la cabeza en lo mismo, es muy difícil desconectar.

Nuestro cliente aquí cerró el proyecto, y esto está a punto de chapar. Mi empresa me ha dado el primer toque de que me vuelva a España y cierre el chiringuito… y me parece que el chiringuito lo cierro… pero lo de volver no está tan claro…